Los pedidos de bienes duraderos de marzo serán los primeros datos significativos de la semana desde EE.UU. el lunes. El martes, el Conference Board (CB) publicará el informe de confianza del consumidor de abril. Aunque estos comunicados tienen el potencial de desencadenar reacciones del mercado a corto plazo, es probable que los inversores se mantengan al margen antes de la muy esperada publicación del PIB y la inflación del primer trimestre de EE.UU. el jueves y viernes.

Se espera que la primera estimación de la Oficina de Análisis Económico de EE.UU. muestre una expansión del 6.3% en la actividad económica. Una lectura más fuerte de lo esperado proporcionaría un impulso al dólar y obligaría a XAU/USD a moverse a la baja.

Más importante aún, los participantes del mercado prestarán mucha atención al índice de precios del gasto de consumo personal PCE subyacente, el indicador de inflación preferido por la Reserva Federal, del viernes. A principios de mes, los datos del índice de precios al consumidor IPC aliviaron los temores de que las presiones sobre los precios se volvieran incontrolables en el corto plazo y provocaron que los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU. se movieran a la baja. Una evaluación de mercado similar podría impulsar un repunte en el XAU/USD y abrir la puerta para una nueva prueba de la región de 1.800$. Por otro lado, con el informe PMI del viernes recordando cuán sensibles son los rendimientos al aumento de las expectativas de inflación, un gran aumento en el índice de precios PCE podría dañar al metal precioso en el último día de negociación de la semana.

Perspectiva técnica del oro

En el gráfico diario, el indicador RSI se mantiene por encima de 50 a pesar de una modesta disminución observada en la segunda mitad de la semana, lo que sugiere que la perspectiva a corto plazo permanece neutral con un ligero sesgo alcista.

Por el lado positivo, la resistencia inicial se encuentra en $1.785 (38.2% de retroceso de Fibonacci de la tendencia bajista de enero a marzo), por delante de $1.800 (nivel psicológico / SMA de 100 días). Un cierre diario por encima de este nivel podría atraer compradores y elevar al oro hacia $1.820