Los analistas explican que la compañía tiene ventaja sobre sus rivales no ya en el vehículo eléctrico sino en materia de conducción autónoma.

Hay una innegable sensación de euforia en las bolsas de Estados Unidos que dista mucho de la atmósfera de temor y preocupación que reina en millones de hogares en todo el país. Los datos son claros a ese respeto: hay 14,5 millones de parados que aún no han logrado recuperarse del golpe de la pandemia. Mientras, nombres como Amazon, Apple, Nvidia, Netflix, Fastly o Zoom han alcanzado máximos históricos en medio de esa destrucción histórica de empleo, la más vertiginosa jamás registrada.
En su camino hacia el éxito, Tesla ha superado muchas preguntas difíciles sobre su futuro. En primer lugar, los inversores se preguntaron si realmente hay un mercado para los autos eléctricos. Luego, cuestionaron la eficacia de la tecnología de la batería; y después, parecían escépticos sobre la viabilidad y la rentabilidad de lanzar un coche eléctrico de forma masiva al mercado.

Y mirando las acciones de Tesla ahora: están fluctuando sobre los $750.00/$880 y en busca de nuevos picos. De hecho, según el informe anual de Brand Finance «Top 50 global report 2020», Tesla es la marca de veloz crecimiento con un valor de $12.400 millones, lo que supone un 65% más que valoración del año pasado.

Según uno de las más considerables alcistas sobre el mercado de Tesla en Wall Street, la administradora Catherine Wood, el precio de las acciones de Tesla en cinco años podría alcanzar los $7.000. Comentando sobre este objetivo de precio muy positivo, Wood, la CEO y fundadora de Ark Investment Management, dijo: «Nuestro nivel de confianza de que esta acción se dirige a $7.000 en los próximos cinco años es muy alto».

Para alcanzar este objetivo de precio, los expertos de Ark analizaron y sopesaron las probabilidades en 10 escenarios diferentes. Incluso consideraron la bancarrota. Esta previsión a largo plazo de las acciones de Tesla, está respaldada por el aumento de la demanda de vehículos eléctricos y la capacidad de Tesla para reducir el costo de sus baterías.

● $3.000 en 5 años

Ron Baron, el inversor multimillonario entrevistado por la CNBC en junio de 2020, se mostró seguro sobre el meteórico ascenso de Tesla, señalando que continuará en los próximos años. El fundador y presidente de Baron Funds piensa que Tesla es una buena compra, deseando «poder conseguir más dinero para comprar más Tesla».

Dando sus predicciones sobre las acciones de Tesla a largo plazo, cuando las acciones de TSLA se cotizaban en sólo $285 en Agosto 2020 , Ron Baron admitió: «Tesla, eso va a llegar a $2.000 o $3.000 en cinco años y un múltiplo de eso en los próximos cinco años».

Como podemos ver ahora, las acciones de Tesla han expandido se encamina a estos niveles, superando los $800 en un año de operación.

● 100.000 millones en ingresos para 2025 con 2,5 millones de vehículos entregados

Un analista de JMP Securities, Joe Osha, reafirmó su calificación de acciones de TSLA a «mercado de alto rendimiento» después de que Tesla informara de entregas en el segundo trimestre, superando las estimaciones de los analistas. La compañía realizó 90.650 entregas, mientras que la estimación promedio fue de alrededor de 70.000.

Joe Osha cree que si Tesla logra entregar 90.000 unidades durante el trimestre extremadamente difícil, logrará enviar de 130.000 a 140.000 vehículos para finales de año. Si este ritmo continúa, la compañía podrá enviar 757.000 unidades en 2021.

¿Listo para operar? Abra una cuenta en vivo en tan solo 3 minutos o consulte con un experto cual sería su mejor opción de inversión ajustado a su nivel de inversión.

https://aiafinanzas.com/asesoria-financiera/