La farmacéutica estadounidense es una de las protagonistas de la lucha contra la Covid-19 gracias a la eficacia de su vacuna

Las farmacéuticas fueron las grandes protagonistas de las bolsas mundiales a lo largo del pasado ejercicio, en el que los avances en las vacunas dejaron algunas de las mayores subidas del año.

Pfizer es, hasta la fecha, una de las tres únicas compañías que cuenta con la autorización para distribuir sus vacunas tanto en los Estados Unidos como en Europa. Por ello, muchos inversores centran el foco en este valor, cuyo precio actual se sitúa en 34,72 dólares.

Hace un año, antes del inicio de la pandemia, la farmacéutica de Nueva York ya era uno de los líderes de la industria a nivel global, pero el impulso definitivo para consolidar su posición llegó en la segunda mitad del año gracias al desarrollo con éxito de su tratamiento antiCovid.

Junto a la alemana BionTech, Pfizer distribuye la vacuna con la eficacia más alta de las reportadas hasta la fecha, superior al 94%.

Invertir en Pfizer

Por ello, la gran pregunta que se hacen muchos inversores es si hubiera merecido la pena comprar acciones de la farmacéutica antes del estallido de la emergencia sanitaria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente la pandemia el 11 de marzo de 2020. Al cierre de aquella sesión, comprar un título de Pfizer habría costado 30,48 dólares. Desde entonces se revalorizan un 5,98% hasta el pasado viernes.

Descontando la tributación, la ganancia por acción sería de 3,44 dólares. Elevando estas cifras, si un inversor hubiera decidido comprar un paquete de 100 títulos, los beneficios libres de impuestos serían de 344 dólares, unos 283 euros.

Si, por el contrario, un inversor hubiera decidido comprar acciones hace exactamente un año, los beneficios serían menores ya que la cotización se situaba entonces cerca de su nivel actual.

El impacto inicial de la pandemia dejó su cotización en mínimos a mediados de marzo. El día 23 cerró en su nivel más bajo desde 2013, en 26,99 dólares por título, lo que deja una ganancia por acción de 7,73 dólares.

De haber adquirido cien títulos entonces, las ganancias arrojadas serían de 626 dólares, unos 516 euros libres de tributación después de haberse revalorizado casi un 14%.

Otra de las oportunidades de inversión tras el comienzo de la pandemia llegó en pleno verano. La cotización de Pfizer llegó a superar los 36 dólares a finales de mayo, pero volvió a caer hasta los 30,35 dólares, por debajo incluso del nivel del 11 de marzo.

Desde esa fecha, las acciones de la compañía ganan un 5,68%, por lo que se habrían obtenido unos beneficios de 354 dólares descontando los impuestos, unos 292 euros.

De requerir asesoría como invertir en acciones solicite una llamada con un asesor experto. whatsapp (1) 773 862 8057 o regístrese